YA LLEGA NUESTRA LIBERACIÓN

Videos

ESTUDIO BÍBLICO PROFÉTICO: SUPRESIÓN DEL SACRIFICIO PERPETUO E INSTAURACIÓN DE LA ABOMINACIÓN DE LA DESOLACIÓN

Estudio bíblico profético sobre la supresión del Sacrificio Perpetuo y la instauración de la abominación de la desolación, según lo anunciado por el profeta Daniel, profecía referida por Jesucristo en Mt 24,15-22.

Se explica qué es el Sacrificio Perpetuo, el cual aparece en la Biblia primero prefigurado en el Antiguo Testamento, y luego consumado por Jesucristo en la última cena y en el Calvario. En la última cena da la orden de perpetuación. Luego el apóstol San Pablo nos invita a aportar nuestra parte al Santo Sacrificio de Cristo.

Se explica cómo se llevará a cabo el cumplimiento de esta profecía, y qué relación tiene esta afrenta a Dios con el cambio del eje de la tierra (giro de 180°) y el vuelco de los océanos sobre las costas, y dónde estaba esto anunciado en las Sagradas Escrituras.

Los cristianos no católicos rechazaron el valor de la Santa Misa y su sentido de sacrificio, y los católicos no valoraron verdaderamente este que es el misterio de los misterios, el milagro de los milagros, y el don de los dones: Dios Padre entregando en cada Santa Misa a su Hijo Unigénito como Cordero del Sacrificio por la remisión de los pecados de la humanidad, gracias a la Transubstanciación

El Santo Sacrificio de la Misa representa el cumplimiento perfecto de la profecía del profeta Malaquías: “Pues desde el sol levante hasta poniente, grande es mi Nombre entre las naciones, y en todo lugar se ofrece a mi Nombre un sacrificio de incienso y una oblación pura. Pues grande es mi Nombre entre las naciones, dice Yahveh Sebaot” (Ml 1,11).

Los hombres hicieron el mayor desprecio a Dios, rechazando o menospreciando el mayor acto de amor posible e imaginable: Dios mismo entregándose como Don a la humanidad, como alimento, como única fuente de vida eterna. Este desprecio tendrá consecuencias mayores a las que podemos imaginar, y así comprenderá el mundo por las malas lo que no quiso aceptar por las buenas: que el Santo Sacrificio de la Misa era lo que sostenía y mantenía el equilibrio del mundo en todos los sentidos posibles.

Descargar láminas